Suscríbete

La Inteligencia Artificial es un ´asunto` muy social. Asuntos sociales

La Inteligencia Artificial es un ´asunto` muy social

Defensa, Hacienda y Salud encabezan el gasto en Inteligencia Artificial de la mayoría de los gobiernos. IA+Igual sugiere probar el gran potencial de la IA en Asuntos Sociales.

Madrid, 16 de noviembre. Esta semana, Marisa Cruzado Collado, Maite Sáenz y Félix Villar , miembros del Consejo Asesor de IA+Igual, han presentado el enfoque de esta iniciativa a 35 profesionales de la Consejería de Familia, Juventud y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid. Todos tenían algo en común: los primeros, poner en el Centro del Algoritmo a la Persona (CAP); los profesionales de la comunidad, Centrar la Atención en la Persona (CAP).

Los promotores del Proyecto IA+Igual propusieron la tecnología para optimizar recursos y alcanzar más objetivos. Marisa Cruzado, coordinadora del Consejo Asesor, destacó la “importancia de que Asuntos Sociales reclame inversión en I+D+I para que el presupuesto se destine a usos positivos de la IA, como evitar los sesgos en el mercado laboral”. Lo ilustraba con un ejemplo: “recientemente, hablaba sobre creación de empleo en una tertulia de la radio. A la salida del programa, recibí una oferta de trabajo a través del móvil”. ¿Por qué no probar con iniciativas de este tipo?.

Imaginemos que, a través de un algoritmo, podemos programar el cumplimiento de la LISMI, la integración de otros colectivos vulnerables a quienes las leyes les confieren el derecho a trabajar con independencia de su género, raza, edad -contemplados, por otra parte, en la Constitución-. ¿Es o no un asunto que merece la pena trabajar con Inteligencia Artificial?

“A veces nos volvemos locos pensando qué va a pasar con la IA. Ya está aquí: si configuro mis gustos musicales en Spotify, le estoy contando muchas cosas de quién soy. Tenemos que ser responsables a la hora de facilitar nuestros datos”, explicó Félix Villar.

Como en otras ocasiones, Félix utilizó el símil de la IA como un bebé, aunque con un ejemplo diferente: “si educo la IA en una familia disfuncional, el resultado puede ser el de Matrix -no diferencia lo que es real y lo que no lo es-. Pero si la educo en una familia con valores y en un contexto adecuado, el resultado es parecido a Star Treck: los robots crean riqueza y las personas se dedican a cuidar a la familia y explorar el espacio”.

Regulación ¿irregular?

En pocas semanas, la regulación del uso de la Inteligencia Artificial se ha convertido prácticamente en cuestión de Estado. China llevaba la delantera en materia de ¿regulación? de la Inteligencia Artificial: millares de cámaras inundan las calles y no tienen el menor remilgo en el uso biométrico para controlar a los ciudadanos. En la Unión Europea, la prohibición del control biométrico en tiempo real estaba clara hasta que hace unas horas varios países han roto la baraja.

Movido inicialmente por la guerra entre Israel y Gaza, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio un paso hacia delante por cuestiones de Defensa, pero su decreto tiene un sospechoso parecido al de China en cuanto al control de la libertad de expresión so capa de evitar fakenews. -como ya sucedió con COVID-19 o las elecciones de 2020-.

En materia de regulación, destacó Maite Sáenz, España tiene la ley más restrictiva en protección de datos, pero no tiene la capacidad para afrontar el alcance de la IA. “La IA no es neutra y es necesaria una #regulación con criterios éticos, pero nuestro país no está haciendo nada durante la presidencia de la Unión Europea”.

Otro punto de disputa para los europarlamentarios son los llamados modelos fundacionales que están detrás de herramientas generativas como Bard, de Google, o Chat GPT y de Microsoft. Hace unas semanas parecía haber consenso sobre la necesidad de fijar normas más estrictas para los sistemas más potentes, un enfoque basado en el potencial riesgo que perjudicaba especialmente a esos gigantes empresariales estadounidenses… Francia, Alemania e Italia se oponen a cualquier regulación de los modelos funcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
Scroll al inicio