Suscríbete

El humanismo definirá la ética de la IA.

El humanismo definirá la ética de la IA en el mercado laboral

El 30 de enero se celebró el seminario IA para dummies RH: qué es, qué no es y cómo transforma los procesos de gestión del talento. Maite Sáenz, promotora de IA+Igual, planteó las preguntas que se formulan muchos directivos de Recursos Humanos. Las respuestas estuvieron a cargo de Fernando Quintana, Data Tech Lead y científico de Datos de IN2 y Ambrosio Nguema, LLM Engineer y miembro del Consejo Asesor de IA+Igual.

Madrid, 1 de febrero. Fernando Quintana y Ambrosio Nguema destacaron que, a pesar de que muchos puestos de trabajo desaparecerán porque se basan en tareas repetitivas que la IA realiza con mucha mayor precisión, rapidez y eficiencia, estamos ante un proceso de transformación del mercado laboral similar a los provocados por otras innovaciones.

Ambrosio Nguema planteó al principio la necesidad de entender qué es inteligencia artificial (IA): “Es un campo de la informática que interactúa con otras disciplinas y es capaz de aprender, adaptarse y funcionar de forma autónoma. Hay que comprender el concepto porque hay veces que se confunde la IA con herramientas basadas en hojas de cálculo, software convencional o sistemas basados en reglas fijas; lo llaman IA, cuando no lo es”.

La ventaja de automatizar procesos imitando la forma de pensar del cerebro humano es que los profesionales tendrán más tiempo para realizar tareas creativas y funciones en las que la inteligencia humana sigue siendo superior a la artificial. FernandoQuintana destacó que estamos en un momento de transformación del mercado de trabajo que exige repensar las tareas para definir cuáles podemos dejar en manos de la IA y cuáles necesitan del factor humano.

Hace cinco años, Google ofrecía respuestas ambiguas a través de su buscador”, señaló Fernando Quintana, científico de Datos. Hoy, sin embargo, “disponemos de herramientas que nos dan información muy precisa. En este nuevo entorno, lo importante es hacer la pregunta correcta, para poder obtener la respuesta específica”. Por eso, expuso, se están revalorizando perfiles que 20 años atrás no eran valorados. “Filósofos, sociólogos, matemáticos, y físicos, son cada vez más necesarios en el desarrollo de modelos matemáticos con poder computacional para que la evolución de la IA sea cada vez más humana y menos tecnológica”, concluye el ingeniero de datos de IN2.

Glosario de IA para Recursos Humanos

A lo largo del webinar se explicaron de una forma sencilla términos básicos como IA General, IA generativa, Machine Learning, Deep Learning; y se expusieron ejemplos prácticos de aplicación de estas herramientas en el ámbito de la gestión del talento. Dichos vocablos están recopilados en el Glosario IA en RR. HH. Preguntas Frecuentes.

“La IA general se refiere a sistemas diseñados para realizar cualquier tarea intelectual que hace el ser humano. Tiene la capacidad de aprender, comprender y aplicar inteligencia a la resolución de problemas, –afirmó Nguema-. Sin embargo, la IA generativa crea contenido nuevo y original. Utiliza técnicas de aprendizaje automático o machine Learning para analizar y aprender de grandes conjuntos de datos. Puede componer música nueva después de analizar piezas musicales y aprender cómo se estructuran”.

El valor del dato

En este entorno tecnológico de análisis de datos, en el que el volumen y la calidad de los mismos marcan la diferencia en los resultados que obtienen las herramientas de IA, se resaltó la importancia ética en el diseño y uso de algoritmos de IA. “A diferencia de los algoritmos técnicos que se usan para testar un nuevo fármaco o edificar una casa, cuando trabajamos con datos individualizados de personas debemos ser conscientes de los sesgos inherentes subyacentes al uso de datos históricos para mitigarlos”. Es fundamental que los algoritmos sean transparentes, justos y equitativos: “No es solo una cuestión de cumplimiento normativo,  -afirmó Quintana-, sino que se requiere el compromiso con la dignidad y el respeto al individuo”.

 Según la opinión de los ponentes, la IA no sustituirá a las personas, sino que ayudará en los procesos de decisión. Por eso, concluyó Maite Sáenz, “como en todo cambio disruptivo, debemos empezar a informarnos, leer, seleccionar literatura seria y desmitificar mensajes sensacionalistas que venden, pero no están basados en la veracidad”.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
Scroll al inicio